sábado, 14 de enero de 2012

Manolo Sanlúcar, genio de la guitarra, filósofo y erudito

Manolo Sanlúcar es alguien a quien admiro mucho. No solo es un excelente guitarrista y persona, sino que posiblemente está entre los que más han hecho por el flamenco de manera altruista. He asistido a tres conferencias suyas, en la primera explicó la teoría músical detras de su disco Locura de brisa y trino, donde mostró como mientras se respete el tetracordo flamenco y su modalidad intrínseca se pueden  hacer transposiciones que  consiguen nuevos matices y colores armónicos sin dejar de ser flamenco. No tocó la guitarra porque venía de viaje y no había practicado las horas anteriores y cuando alguien es músico con mayúsculas no es capaz de interpretar sin calentar los dedos antes. Recuerdo como muchos participantes agradecimos poder escucharle hablar más que tocar.


En la segunda volvió a explicar lo mismo, pero simplificando el tetracordo y rebajando la esencia del flamenco a dos acordes mayores separados por un semitono que resuelven siempre descendientemente, por ejemplo el acorde FA mayor crea la máxima tensión que resuelve en MI mayor.

En la tercera conferencia, unos años mas tarde, llego mucho más allá, ya había escrito un libro con todos sus pensamientos el cual presentó. En el texto hace un llamamiento a colocar el flamenco donde se merece. Para nuestro protagonista, y yo opino igual,  tocar en una peña o en un bar con unas copas de más puede ser divertido, pero no es la esencia del flamenco, su potencial esta en los grandes teatros  y recibiendo los elogios que se merece. También critica como a menudo las administraciones dan dinero a la música clásica quienes intentan imponer sus criterios como los únicos verdaderos llegando a despreciar a otras formas musicales mas..., no se digamos "más menos música clásica", el usa el termino escolástico para referirse a los clásicos. Pero también arremete contra los que quieren que el flamenco sea un arte cerrado y de entendidos sin abrirse a nadie para conseguir mantener la llamada pureza.

Esto solo al principio, luego intenta crear un sistema armónico del flamenco que contempla todas sus peculiaridades. Como fanático de la armonía que soy podría escribir y debatir mucho pero sería demasiado largo. Resumiendo mucho el sistema tonal al que principalmente estamos acostumbrados los europeos es o mayor o menor. El oído medio occidental no entiende como los dos acordes mayores que antes mencionábamos pueden ser resolutivos y lo ven como un adorno que suena español pero que tiene que resolverse de otra forma distinta , más tonal. El sistema flamenco se podría decir que es modal frigio, pero también seria mentir, ya que sus acordes se fundamentan en resolver un tetracordo concreto y fusionarse parcialmente con la tonalidad y con unas inversiones de acordes fijas ¡vaya como se lia el asunto!, en definitiva documentar y sistematizar una armonía propia del flamenco, esa es su pretensión.

Aparte de eso toca la guitarra, y vaya si lo hace bien, con mucha precisión y arte. Siempre ha querido innovar y ha ido acercándose hacia terrenos clásicos. Para su disco Fantasía para Guitarra y Orquesta compuso cuatro movimientos que tienen algunas joyas armónicas muy interesantes con transiciones modal a tonal y tonal a modal. Más tarde saco el disco Al Viento durante una época que experimentaba con la formación de cuarteto de tres guitarras y flauta, donde sonaba desde melódico hasta a veces brasileño.

En Locura de Brisa y Trino experimentó haciendo transposiciones. Para entender lo de las transposiciones se puede pensar que en un piano no tendría mucho interés hacerlo mas allá de un cambio de tonalidad/modalidad pero en guitarra cada transposición suele resultar en una inversión de los acordes y eso le da colores totalmente distintos al flamenco que por transmisión popular se ha tocado siempre en los mismos tonos y donde los colores y matices pueden definir géneros, llamados palos, que dan lugar a melodías muy distintas. Me dejo algunos discos mas.

Como ejemplo sonoro, que no es el mejor desde luego, pero si el tema suyo que posiblemente más veces hayamos escuchado. Ademas aquí experimenta con sintetizadores eléctricos con lo que casa perfectamente con otras facetas de este blog. También se puede escuchar su característico timbre en  el punteo:



Para terminar coloco un pequeño extracto de su libro, toda una pequeña declaración de intenciones:

La exaltación de lo inalcanzable, o del ¡Que sabe la gente!, pretende el privilegio de un estatus intelectual elevado a base de revestir el flamenco de misteriosa inaccesibilidad. Embadurnándolo de valores sublimes, para que así se entienda aparte y por encima del resto de manifestaciones artísticas. 
¡Por descontado que esta actitud no es exclusiva de la gente del Flamenco! He ahí tantos clásicos que, sin reparo alguno, califican su música como "Bel canto", la "Música Culta, la "Música Seria",.. como si las demás se hicieran de cachondeo y estuvieran desprovistas de belleza y cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario